Publicaciones etiquetadas con: Resoluciones 222 y 223 del Ministerio de Finanzas y Precios

La Aduana de Cuba responde dudas. Primera Parte: Canal Verde y Canal Rojo

Aduana entrevista online 1

El pasado 12 de agosto la Aduana General de la República de Cuba ( de ahora en adelante «la Aduana») , a través de dos altos funcionarios de ese organismo (José Luis Muñoz Toca, director de Técnicas Aduaneras de la Aduana General de la República de Cuba y Raiza Martínez Elizondo, jefe de Grupo Normativo de la Dirección de Técnica Aduanera) , llevaron a cabo una entrevista online en el periódico oficialista cubano «Juventud Rebelde» , que consistió en que los lectores hacían preguntas en la sección de comentarios y los funcionarios las iban respondiendo. Muchas preguntas fueron interesantes, otras indicaron el nivel de desconocimiento de las leyes y procedimientos de la Aduana, o la confusión derivada de la complejidad de estas. Hubo críticas, algunas muy inteligentes y contundentes, en especial sobre el tema del cobro de los alimentos. No faltaron las anécdotas sobre abusos de los funcionarios de la Aduana (la más importante para mí fue la del decomiso en el caso de los 125 kgs de misceláneas permitidas). Este bloguero hizo algunas preguntas sobre detalles que no tenía claros o de dudas que las respuestas de los funcionarios no dejaban despejadas. A pesar de la retórica utilizada en ocasiones por los funcionarios este bloguero considera que la experiencia fue positiva, pues aclaró muchas dudas y precisó algunos detalles muy importantes. No todas las preguntas fueron respondidas, por la limitante del tiempo, y ellos prometieron que regresarían con este tipo de experiencia, que espero cumplan, pues quedaron varias preguntas sin responder.

Lo que sigue es un resumen hecho por mí para que ustedes, siempre amables, atentos y perspicaces lectores que me hacen el honor, puedan digerirlos de forma más fácil y amena. De todas formas les sugiero a todos mis lectores que impriman la entrevista y marquen las partes que pudieran interesarles o afectarles en sus viajes a Cuba, para que ningún funcionario pueda decirles «que lo que se publica en internet no tiene nada que ver con lo que se aplica en la Aduana», como le dijo un Supervisor abusador a una viajera en la Aduana, pues esto ha sido publicado en un órgano de prensa oficial de la Cuba de ahora.

Es muy importante que sepan que las siguientes explicaciones deben ser tomadas como oficiales, y en el caso que alguna contradiga algo que este bloguero haya escrito antes las siguientes deben ser tomadas como las predominantes.

He dividido las informaciones por temas, que serán publicados en varios posts, para hacer más homogéneo el resumen y más fácil de entender. Las frases señaladas en negritas cursivas son copia exacta de las respuestas de los funcionarios.

Tema: CANAL VERDE y CANAL ROJO (este último no fue mencionado en la entrevista online pero sí fue publicado en la web de la Aduana).

Desde principios del año 2013 la Aduana implementó un sistema para agilizar el paso de los viajeros, en un intento por disminuir los tiempos de estancia en sus instalaciones y facilitar los despachos aduaneros, llamándoles Canal Verde y Canal Rojo, todo lo anterior de acuerdo a las normas internacionales en uso.

Los pasajeros que no tienen nada que declarar (libres de pago de impuestos aduanales) pueden pasar por el Canal Verde (sin control físico del equipaje), y los pasajeros con bienes a declarar (sujetos a pagos de impuestos aduanales o a permisos especiales o regulaciones) deben pasar por el Canal Rojo. Este es un sistema que puede ser elegido por el propio pasajero, o como sugerencia de los funcionarios de la Aduana. Escoger uno de ellos se considera a todos los efectos, como una declaración verbal, o sea, demuestra las intenciones del viajero de salir directo o declarar. Sin embargo, eso no significa que los que escojan el Canal Verde no puedan ser sujetos a chequeos y revisiones a discreción de la Aduana. 

En otras palabras, los viajeros que no tienen nada que declarar van directo a la salida, en el caso de los cubanos quiere decir que no tienen que ir al área de pesaje. Eso es lo que se llama Canal Verde.

Los viajeros que tengan algo que declarar o lleven en sus equipajes articulos sujetos a regulaciones o permisos especiales deben ir al área de despacho, que en el caso de los cubanos es el pesaje, y en el de los extranjeros hay una señal indicando que por ahí deben pasar los que tienen algo que declarar.  Eso es lo que se llama Canal Rojo.

En ambos casos se debe llenar y entregar la Declaración de Aduanas. Los del Canal Verde solo deben poner sus datos personales, responder las preguntas de seguridad, marcar NO donde preguntan si tiene algo que declarar en la Aduana y firmar. Los de Canal Rojo evidentemente además tienen que declarar en ese documento lo que llevan y sus valores.

El dinero también está sujeto a  este sistema. Los que lleven más de 5000 $ en cualquier Moneda Libremente Convertible deben pasar por el Canal Rojo.

Lo anterior es la explicación simple, y cualquier persona  familiarizada con los términos y procedimientos de la Aduana de Cuba los pudiera entender, sin embargo, este bloguero, fiel a su manía perfeccionista de hacerle a los lectores más digeribles las leyes, resoluciones, reglamentos, procedimientos, mandatos, circulares, memorándums y otros animales (no en peligro de extinción, por desgracia) de la pródiga fauna burocrática cubana,  que  conviven en una selva de documentos, ha confeccionado una detallada explicación de lo que es declarable o no, para que nadie se pierda «navegando» entre los nuevos canales de la Aduana.

Como es usual en este blog, las explicaciones se dividen entre lo aplicable a los cubanos y a los extranjeros.

CANAL VERDE

En la entrevista online los funcionarios de la Aduana expresaron lo siguiente con respecto al Canal Verde, y cito: 

«Por este canal verde pueden transitar los pasajeros que solo importen sus efectos personales y productos cuyo valor no exceda los 50 pesos exentos del pago de derecho y que no sean objeto de regulaciones a la importación.»

A continuación la explicación detallada de todos los casos en los que se aplica la potestad de pasar por el Canal Verde.

Cubanos

Aquellos viajeros cubanos, sean residente en  Cuba o en el exterior, que no lleven en sus equipajes artículos que declarar no tienen que ir al área de pesas, pueden ir directo a la salida.

Ahora bien, ¿Cuáles artículos puede llevar un cubano en su equipaje que no tiene que declarar?

1)    Hasta 30 kgs de misceláneas 1  en su equipaje, incluido el de mano.

Junto a lo anterior también se pueden llevar todo lo siguiente sin tener que declararlos. Recalco que además que los siguientes artículos no se declaran, como no forman parte de las misceláneas no hay que pesarlos, por lo tanto no se hace necesario presentarse ante el despacho de Aduanas, o sea, el área de pesaje:

2)    Alguno de los artículos que no son misceláneas pero que se consideran efectos personales (y por ende no se declaran ni se consideran como importación), que fueron establecidos por la Resolución 357-2012.  Estos artículos van aparte de los 30 kgs de misceláneas, o sea, no se pesan:

        a)       UN reproductor de multimedia digital portátil (junto a su respectivo juego de audífonos portátiles y sus accesorios);

        b)       UN teléfono móvil (celular);

        c)       UN aparato de televisión portátil;

        d)       UNA computadora personal portátil (laptop y/o tablet);

        e)       UNA cámara fotográfica o de video portátil y sus accesorios.

3)    Lleven otros artículos, considerados efectos personales , que están exentos de pago, y no se pesan, tales como:

       f)       Hasta una cantidad que no exceda, por persona adulta, de 400 unidades de cigarrillos; 500 gramos de tabaco de pipa; 50 unidades de puros y 2.500 centímetros cúbicos de bebidas alcohólicas.

      g)       Medicamentos, en cantidades necesarias sólo para uso personal del viajero y conforme a la respectiva receta médica, así como un aparato para medir presión arterial o glucosa en sangre, así como otros portátiles similares para análisis médicos y sus reactivos.

4)    Lleven otros artículos considerados exentos, que tampoco se pesan:

  • Hasta 10 kilogramos de medicamentos 2 ;
  • Productos farmacéuticos elaborados;
  • Sillas de ruedas para inválidos;
  • Libros científicos,  técnicos, de arte y literatura; partituras musicales; discos, cintas magnetofónicas, vistas fijas y películas cinematográficas para la enseñanza;
  • Prótesis, cuando reemplacen o sustituyan un órgano o parte de él;
  • Los equipos, libros o materiales destinados para ciegos;
  • Culeros desechables para adultos;
  • Los menajes de casas y efectos personales de las personas que arriben a Cuba con el propósito de residir permanentemente, conforme a lo establecido en la legislación vigente;
  • Las medallas, condecoraciones y los premios concedidos en el extranjero, y los productos que como regalos o premios reciban los ciudadanos cubanos por su condición de científicos, deportistas, artistas y otra, siempre que se demuestre su origen con el documento correspondiente.

                                               Extranjeros                                                                                                    

A los extranjeros les serán aplicadas las disposiciones recogidas en la Convención sobre Facilidades Aduaneras para el Turismo, de la cual Cuba es signataria.

Se admitirán temporalmente libres de derechos y gravámenes sobre la importación, los efectos personales que importen , a condición de que sean para su uso personal, de que los lleven consigo o en el equipaje que los acompañe y de que tales efectos sean reexportados a su salida del país.

Aparte de las misceláneas de uso personal y los artículos explicados en los puntos  2, 3 y 4, los extranjeros podrán llevar en sus equipajes sin tener que declarar los siguientes artículos:

  •  Prismáticos o binoculares de uso personal.
  •  Una máquina de escribir portátil;
  •  Una tienda de campaña y el equipo para acampar;
  • Artículos para deportes (un juego de avíos para la pesca, una bicicleta sin motor, una canoa o kayac de menos de 5,50 metros de largo, un par de esquíes, dos raquetas de tenis, y otros artículos similares).
  • Un par de walkie-talkies
  • Un instrumento de música portátil;
  • Un receptor de radio portátil;
  • Una máquina de calcular portátil.

O sea, los extranjeros no tienen límite de peso, por esa razón jamás se les aplica el sistema del pesaje, ellos pueden llevar todos los artículos considerados como efectos personales que necesiten según el tiempo que van a estar en Cuba y las circunstancias del viaje. Esto no significa que no estén sujetos a chequeos en la Aduana, si a un funcionario le parece que un extranjero lleva demasiado equipaje para el tiempo que va a estar en Cuba puede enviarlo a revisión, pero nunca a pesaje. Sin embargo, si el extranjero  puede demostrar que todo el equipaje que lleva es para su uso personal y no lleva regalos cuyo valor exceda los 50.99 $ no pueden cobrarle nada.

 Sobre los productos cuyo valor no exceda de 50.99 $ (Resolución 222-2012)

La siguiente explicación no es válida para los cubanos que lleven 30 kgs de misceláneas, pues ya hicieron uso de los 50.99 $, ya que estos son equivalentes a 5 kgs de misceláneas (cada Kg se valora en 10 $). En realidad el peso que está considerado libre de pago son 25 kgs de misceláneas, que se pueden convertir en 30 si esos primeros 50.99 $ permitidos como exentos se pasan como misceláneas.

Esta explicación es válida para:

I ) Extranjeros que además de sus efectos personales lleven regalos cuyo valor no exceda de 50.99 $.

II ) Cubanos que en vez de llevar 30 kgs de misceláneas lleven solo 25,  y además porten artículos sujetos a pago de aranceles cuyo valor total no excede de 50.99 $. Ejemplo, que además de los 25 kgs de misceláneas lleven un reproductor de DVD valorado en 30 $ y un reproductor de música para auto valorado en 20 $. 

Según las respuestas dadas en la entrevista online los funcionarios de la Aduana dijeron que el Canal Verde también pudiera ser utilizado por aquellos viajeros que transporten artículos cuyo valor no exceda de 50.99 $. O sea, que en los casos I y II descritos arriba se debe utilizar el Canal Verde.

A mí la respuesta de los funcionarios de la Aduana en la entrevista online no me convenció, pues en primer lugar, todos los artículos considerados como importación (o sea, todos con la excepción de los considerados efectos personales y los otros exentos de pago de arancel descritos más arriba) deben ser declarados en la Declaración de Aduanas, y aunque se presuma que solo se llevan artículos como importación o regalos por valor de 50.99 $ eso debe ser validado por un funcionario de Aduanas. Ante la duda le escribí un email a la cuenta de Atención al Público de la Aduana de Cuba y su respuesta fue:

«En primer lugar, reiterarle que todo pasajero tiene que llenar la Declaración de Aduana para Pasajeros, en segundo lugar que hay un inspector regulador del flujo que al ver su equipaje y la Declaración antes mencionada le informa si es canal verde o si debe dirigirse a pesa.»

O sea, que la Declaración de Aduanas se debe llenar siempre, así no se lleven artículos como importación o regalos (o sea, nada que declarar), o se presuma que su valor no excede de 50.99 $.

 Y podemos concluir que los viajeros comprendidos en los casos I y II señalados arriba deben buscar a ese inspector regulador del flujo y decirle que solo llevan artículos por valor de 50.99 $  y mostrarle la Declaración de Aduanas para que vea de que se trata, y sería ese funcionario quien les indicaría cual Canal tomar. En caso que no encuentren a dicho funcionario le pueden preguntar a cualquier otro, o dirigirse al área de despacho, que en el caso de los cubanos es el de pesaje y en el de los extranjeros es en la salida donde dice que por ahí deben pasar los que tengan algo que declarar.

 Sobre los artículos con regulaciones a la importación

No se debe usar el Canal Verde si se llevan artículos sujetos a regulaciones, aun cuando se cumplan las condiciones explicadas en los puntos del 1 al 4 explicadas más arriba.

Si un cubano lleva 25 kgs o 30 kgs de misceláneas pero porta algunos de los artículos con regulaciones a la importación no puede pasar por el Canal Verde, debe ir al Canal Rojo; lo mismo aplica para un extranjero que en sus efectos personales lleve artículos sujetos a regulaciones a la importación.

Por ejemplo, si un viajero cubano que solo lleve 25 kgs de misceláneas pretende importar UN horno microondas debe ir obligatoriamente al Canal Rojo para que verifiquen que su consumo eléctrico no exceda de 2000 Watts.

Artículos sujetos a regulaciones en su importación

  • Las mascotas (solo perros y gatos están permitidos), deben tener la documentación sanitaria exigida por la Aduana.
  • Los siguientes electrodomésticos: aires acondicionados, cocinas y hornillas eléctricas, hornos eléctricos (lo que fue explicado AQUÍ). Las resistencias de hornillas eléctricas no se pueden importar.
  • Ciclomotores eléctricos ( explicado AQUÍ).
  • Bicicletas, patinetas y carriolas con propulsión electrica (ver regulaciones en el punto 12 del Anexo al final de este post).
  • Algunos artículos relacionados con la informática y las comunicaciones necesitan permiso previo del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones ( ver regulaciones y prohibiciones en el punto 3 del Anexo al final de este post).
  • Sistemas de Posicionamiento por satélite (GPS) empleados para la determinación de coordenadas geográficas en un punto, para fines hidrográficos y geodésicos, necesitan autorización de la Oficina Nacional de Hidrografía y Geodesia. (La importación de equipos de Sistemas de Posicionamiento por Satélites (GPS) con fines de localización, contemplados dentro de las aplicaciones personalizadas de teléfonos celulares, relojes, cámaras fotográficas y de vídeos y otros dispositivos portátiles que acompañan a los pasajeros, se autorizará sin el cobro de los derechos de aduana cuando clasifiquen como efectos personales.)
  • Productos biológicos y farmacéuticos de origen animal y para uso veterinario, de acuerdo a las regulaciones de las autoridades sanitarias y veterinarias.
  • Ejemplares de la flora y la fauna o sus despojos, en cualquier forma, de acuerdo a las regulaciones de las autoridades sanitarias y veterinarias. Semillas, plantas, partes de plantas, productos de origen vegetal y otros productos susceptibles de causar perjuicios al estado fitosanitario de las plantas (ver regulaciones en el punto 8 B del Anexo al final del post.)
  • Múltiples obras representativas de artistas plásticos cubanos o extranjeros y editadas por el Ministerio de Cultura.
  • Animales vivos, plantas y sus partes y los productos de origen animal y vegetal estén elaborados o no; los cuales están sujetos a la inspección y autorización de las autoridades Veterinarias y Fitosanitarias.
  • Armas de fuego y municiones, requieren autorización expresa del Ministerio del Interior (ver regulaciones en el punto 13 del Anexo al final del post.)
  • Las especies protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna, tienen que poseer el permiso expedido por la Autoridad competente (permiso CITES) (ver regulaciones en el punto 8 A del Anexo al final del post.)
  • Medicamentos (ver el punto 2 del Anexo al final de este post).
  • Dinero: Moneda Libremente Convertible, Pesos Cubanos Convertibles (CUC) (ver regulaciones en el punto 4 del Anexo al final del post.)
  • Metales preciosos y piedras preciosas (ver regulaciones en el punto 5 del Anexo al final del post.)
  • Joyas y orfebrerías confeccionadas con metales y piedras preciosos (ver regulaciones en el punto 6 del Anexo al final del post.)
  • Piezas desmonetizadas y especímenes nacionales o extranjeros con carácter numismático (ver regulaciones en el punto 7 del Anexo al final del post.)
  • Remolques o arrastres ligeros (ver regulaciones en el punto 10 del Anexo al final del post.)
  • Motores marinos (ver regulaciones en el punto 11 del Anexo al final del post.)

Lo anterior es lo que necesita autorización previa o inspección, pero hay otros artículos que está prohibida su entrada. Por esas y otras causas es que cuando se utiliza el Canal Verde no es que sea un paso expedito, en cualquier momento cualquier equipaje puede ser revisado por los funcionarios de la Aduana, por ley les compete ese derecho.

Hay dos tipos de artículos que su importación está prohibida o regulada, que son motivo frecuente de dudas, como lo relacionado con los automóviles y las motocicletas. El otro tema son los alimentos.

Los vehículos ligeros de motor (autos, motocicletas y bicicletas de motor de combustión), así como los motores y carrocería de autos y motocicletas (frames), están prohibidos entrarlos por parte de los viajeros. Para saber cómo  está regulada la importación de vehículos deben leer el punto 9 del Anexo al final de este post.

Alimentos

Hay alimentos y material de origen animal y vegetal que están prohibidos entrarlos.

  • Carnes frescas, congeladas, deshidratadas o saladas;
  • Embutidos y otros productos cárnicos;
  • Leche fluida y derivados lácteos en general NO PASTEURIZADOS;
  • Cueros y productos artesanales sin procesamiento industrial;
  • Tierras o materia orgánica en ninguna de sus formas;
  • Plantas o partes de plantas, frutas y vegetales frescos, semillas de plantas;
  • Productos agrícolas y forestales;
  • Organismos y microorganismos nocivos a los animales y las plantas;
  • Productos biológicos en general.

Se pueden importar los demás alimentos, incluidos los siguientes:

  • Conservas cárnicas (enlatadas y esterilizadas) de porcinos y aves; en el caso de conservas bovinas, sólo aquellas de países no afectados por la Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB)o ¨enfermedad de las vacas locas¨, así como caldos concentrados, debidamente identificados y de marcas comerciales reconocidas.
  • Leche fluida UHT, condensada, evaporada, polvo, quesos maduros, debidamente identificados y envasados integralmente, de marcas reconocidas.
  • Artículos ornamentales de origen animal debidamente tratados.
  • Vegetales enlatados de marcas reconocidas.

Además,los pasajeros deben conocer que el inspector actuante del Centro Nacional de Sanidad Vegetal en frontera, es la autoridad facultada para autorizar la entrada al país de los materiales subcuarentenados que se relacionan a continuación, siempre que no constituyan importaciones de carácter comercial, su estado fitosanitario lo permita y procedan de los orígenes autorizados:

  • Flores en estado fresco, sin partes que sirvan para la reproducción;
  • Productos para el consumo humano, tales como té, tilo, manzanilla y otras hierbas medicinales secas y sin raíces, frutos secos procesados y semielaborados, (tostados, salados, azucarados) contenidos en envases herméticos y sellados, especies, pastas alimenticias, leche en polvo, arroz pulido, harinas, vegetales, garbanzos, lentejas, chícharos y frijoles;
  • Frutas exóticas (manzanas, peras, uvas, kiwi, melocotones) procedentes de países autorizados por la Dirección del Centro Nacional de Sanidad Vegetal;
  • Artículos de artesanía, confecciones con maderas, cortezas, semillas y de otros materiales destinados a la ornamentación del hogar o uso personal.

CANAL ROJO

Se puede resumir que por el Canal Rojo deben pasar los siguientes viajeros:

Cuando lleven artículos que tienen que declarar, que son todos los artículos no comprendidos en los puntos del 1 al 4 de la explicación del Canal Verde, o sea, los regalos o articulos de importación definitiva (en otras palabras, que van a dejar en Cuba).

Lo explicado en el acápite «Sobre los productos cuyo valor no exceda de 50.99 $ (Resolución 222-2012)», a no ser que el Inspector Regulador de Flujo u otro funcionario indique lo contrario.

Lo explicado en el acápite «Sobre los artículos con regulaciones a la importación», incluyendo las cantidades de Moneda Libremente Convertibles superiores a 5,000 Dolares Estadounidenses (USD) o su equivalente. 

Conclusiones

Hasta aquí lo referente al nuevo sistema de flujo de pasajeros en las Aduanas de Cuba, una medida sin dudas positiva, pues a quienes les corresponda el Canal Verde se van a ahorrar tiempo, y lo mismo debe suceder a los que les corresponda el Canal Rojo, pues habrán menos pasajeros pasando por los despachos de Aduana.

Sin embargo, queda un grupo de pasajeros que he preferido explicar en un post aparte, por su importancia, que son los menores de 10 años, y los comprendidos entre esa edad y los 18 años. Ese será mi próxima publicación.

                                                     ——————————————————————————————————–

ANEXO

1) Misceláneas: todas las confecciones; calzado; articulos de talabartería de uso personal (cintos, bolsos, carteras, etc); artículos de aseo personal, perfumería y cosméticos; artículos de aseo del hogar; lencerías; bisuterías y alimentos.

2) Medicamentos:

Se admiten libre de pago de arancel hasta 10 kilogramos de medicamentos, siempre que se transporten en equipaje separado e independientes de otros artículos, en sus envases originales, tales como, productos farmacéuticos elaborados, siempre que no estén comprendidos entre los medicamentos cuya importación no se autoriza o esté sujeta a requisitos especiales.

Medicamentos, incluyendo productos biológicos cuya importación, sin carácter comercial no está autorizada, se encuentra regulado en la Resolución No. 148 del Ministro de Salud Pública, de 15 de noviembre de 2004:

1. Drogas estupefacientes, sicotrópicas, precursores y sustancias relacionadas, de acuerdo con lo establecido en la legislación vigente sobre esta materia; así como en los Convenios Internacionales de los que el país es parte;

2. Hemoderivados, vacunas humanas, antisueros, cepas de microorganismos, medios de cultivo, productos obtenidos por ingeniería genética y organismos modificados genéticamente, así como de otros productos biológicos, salvo cuando sean importados con fines científicos y cuenten con la autorización correspondiente del Buró Regulatorio para la Protección de Salud;

3. Equipos, dispositivos y materiales médicos, odontológicos y de diagnóstico de laboratorio y por imagenología en cantidades que sean representativas de una actividad comercial;

4. Radioisótopos para uso de diagnóstico in vivo, radiofármacos y productos radioactivos utilizados para diagnóstico o con fines terapéuticos;

5. Insumos para la salud en cantidades que sean representativas de una actividad comercial;

6. Cualquier otro producto o material médico, que pueda constituir un riesgo para la salud humana, según las disposiciones emitidas por el Ministerio de Salud Pública a este tenor.

En relación con lo expresado en el punto No. 1, anterior, la Resolución No. 72, de 12 de marzo de 1990, del Ministro de Salud Pública, establece que se permite la importación de medicamentos para uso personal de cualquiera de las sustancias psicotrópicas de las Listas 3 y 4, del Convenio internacional sobre Sustancias Psicotrópicas de 1ro. de febrero de 1971, del que nuestro país es parte.
La importación de estos medicamentos se autoriza en cantidades acorde con un tratamiento médico y un tiempo de estancia en el país, previa presentación de los certificados correspondientes.

3) Artículos relacionados con la informática y las comunicaciones:

Las personas naturales podrán importar sin carácter comercial los siguientes equipos, partes e implementos de telecomunicaciones que no requieren permiso previo del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (Anexo 1 de la Resolución No. 10 del Ministro de la Informática y las Comunicaciones de 8 de febrero de 2006, tal y como quedó modificado en su numeral 5, por de la Resolución No. 129, del Ministro de la Informática y la Comunicaciones, de fecha 16 de agosto de 2011).

1. Teléfonos convencionales alámbricos y sus partes (como contestadores y accesorios diversos);

2. Fax alámbricos;

3. Modems;

4. Teléfonos celulares;

5. Teléfonos inalámbricos, que operan en las bandas:

• de los 43.710 a 49.980 mhz.

• de los 1.910 a 1.930 ghz.

• de los 2.400 a 2.4835 ghz.

• de los 5.725 a 5.875 ghz.

6. Alarmas para vehículos;

7. Alarmas contra intrusos;

8. Receptores domésticos de radiodifusión (sonora en onda media, onda corta y frecuencia modulada y de televisión);

9. Antenas convencionales de televisión;

10. Juguetes que se accionen por radio (control remoto para juegos);

11. Micrófonos alámbricos.

Equipos, partes e implementos de telecomunicaciones que requieren aprobación previa del Ministerio de la Informática y las Comunicaciones para su importación:

Las personas naturales podrán importar sin carácter comercial los siguientes equipos, partes e implementos de telecomunicaciones siempre y cuando presenten a la Aduana previo a su importación, el permiso emitido por el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (Anexo 2 de la Resolución No. 10 del Ministro de la Informática y las Comunicaciones, de 8 de febrero de 2006).

1. equipos de fax inalámbricos;

2. pizarras telefónicas de todo tipo;

3. dispositivos para redes de datos (“routers” (enrutadores) y “switches” (conmutadores);

4. teléfonos inalámbricos en los casos en que no se pueda precisar en que banda de frecuencias operan;

5. micrófonos inalámbricos y sus accesorios;

6. transmisores de radio de cualquier naturaleza y servicio (radares, radiofaros, radioenlaces, buscadores de personas, de radiodifusión, equipos para telemedición, telemando);

7. transceptores de radio equipos de estaciones fijas, móviles y personales (walkie talkie);

8. receptores de radio profesionales, (que difieran de los aparatos domésticos de radio y televisión indicados en el anexo no. 1;

9. estaciones terrenas y terminales de comunicaciones por satélites (incluye las estaciones receptoras, las antenas parabólicas, sus accesorios y los teléfonos satelitales).

Los equipos, partes e implementos de telecomunicaciones para los que no se presenten por el interesado ante la Aduana el permiso previo establecido, se le otorgará a la persona un plazo de 30 días para obtener el mismo. Transcurrido el término se procederá a aplicar la medida administrativa que corresponda.

4) Regulaciones del Banco Central de Cuba para la importación de dinero por personas naturales.

Resolución No. 17 de 2012

La importación de Moneda Libremente Convertible (MLC) en Cuba es libre, en efectivo, cheques u otros medios de pago utilizados en la práctica bancaria internacional.

Las personas naturales que a su entrada al territorio nacional porten una cantidad superior a los cinco mil dólares estadounidenses (USD 5 000) o su equivalente en otras MLC en efectivo, quedan obligados a declararlo ante los funcionarios de la Aduana General de la República.

5) Metales preciosos y piedras preciosas. 

Las personas naturales pueden importar libremente metales preciosos tales como el oro y la plata en forma bruta, semilabrada y en polvo, así como piedras preciosas tales como el diamante, el zafiro, el rubí y la esmeralda, en forma bruta, tallada y sin engarzar, previa acreditación de su origen lícito y el carácter no comercial ni lucrativo de su importación.

Las personas naturales deben formalizar la importación de metales y piedras preciosos, en las formas descritas anteriormente, en la correspondiente Declaración de Valor o de Operación Temporal Sin Carácter Comercial, así como en la Declaración de Aduanas para Pasajeros, cuando tengan el propósito de exportarlos a su salida del país, en correspondencia con las disposiciones vigentes.

6) Joyas y orfebrerías confeccionadas con metales preciosos y piedras preciosas.

Para la importación y exportación de joyas y orfebrerías confeccionadas con metales y piedras preciosos se tendrá en cuenta las regulaciones especiales vigentes sobre protección al Patrimonio Cultural.

7) Piezas desmonetizadas y especímenes nacionales o extranjeros con carácter numismático.

Todo coleccionista residente en el extranjero, que arribe al país portando:

  • monedas de cualquiera denominación y país, de oro, plata o cualquier otro metal precioso, ya sean de curso legal o desmonetizadas;
  • monedas de otros metales de cualquier denominación y/o billetes de bancos nacionales y/o extranjeros que no tengan curso legal.
  • que coleccione medallas, órdenes, condecoraciones y fichas de cualquier metal.

Deberá formular declaración jurada sobre las mismas ante la Aduana del lugar de arribo, consignando detalladamente las piezas que integran su colección.

Esta declaración deberá ser presentada en el Banco Central de Cuba para obtener la autorización de su exportación a su salida del país.

Los coleccionistas extranjeros residentes por más de 180 días que abandonen el país y tengan interés en llevarse su colección, deben presentar con 30 días de antelación a su salida, al Museo Numismático de la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana, la declaración jurada referida anteriormente, así como los recibos acreditativos de las operaciones realizadas en Cuba, conjuntamente con la colección para que sea revisada, al objeto de obtener la autorización del Banco Central de Cuba, para su exportación.

8 A)  Especies protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna.

  Para la importación, reexportación o exportación e introducción procedente del mar, que pretendan realizar las personas naturales, de especies amenazadas de la flora y la fauna silvestres protegidas por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES) requieren del permiso que otorga el Centro de Gestión e Inspección Ambiental del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

Los certificados o permisos que se expidan por la autoridad administrativa competente, serán presentados por las personas a las que se le concedió el permiso ante las autoridades aduaneras en frontera, al momento de la entrada o salida del país de la especie autorizada, a los fines de obtener los datos y sellos pertinentes que completan su validez.

Se permite la importación de hasta tres (3) ejemplares de conchas de caracol cobo (Strombus gigas) como objeto personal, a los pasajeros que clasifiquen en la categoría de turistas.

8 B) Ejemplares de la flora y la fauna o sus despojos, en cualquier forma, de acuerdo a las regulaciones de las autoridades sanitarias y veterinarias. Semillas, plantas, partes de plantas, productos de origen vegetal y otros productos susceptibles de causar perjuicios al estado fitosanitario de las plantas.

Están sujetos a las regulaciones fitosanitarias, las importaciones de materiales subcuarentenados tales como:

a) Las especies de plantas vivas y sus partes (posturas, vástagos, raíces, tubérculos, rizomas, flores y otros);

b) Las semillas de plantas de cultivos o de plantas silvestres;

c) Los granos, frutas, hortalizas, legumbres, especias, harinas, tortas, sémolas, afrechos y demás productos alimentarios en estado natural o semielaborados;

ch) los piensos y forrajes (heno, paja, concentrados, lecho de pajas para el transporte de animales y otros);

d) Productos forestales: bolos de madera, traviesas, madera aserrada de todo tipo,madera laminada o plywood objetos o artículos de madera y otros;

e) envases y embalajes de cualquier tipo que puedan ser portadores de plagas;

f) Tierra o suelos y abonos orgánicos, monolitos y muestras de suelos para investigaciones;

g) Productos elaborados o materias primas para la fabricación de artículos industriales, tales como: fibras de algodón, lino y otros;

h) Tabaco en rama;

i) Plantas o hierbas medicinales y material herborizado;

j) Organismos o microorganismos, dañinos o beneficiosos a la agricultura;

k) Todo lo que pueda ser portador de plagas a las plantas o productos de origen vegetal.

Los pasajeros deben conocer que el inspector actuante del Centro Nacional de Sanidad Vegetal en frontera, es la autoridad facultada para autorizar la entrada al país de los materiales subcuarentenados que se relacionan a continuación, siempre que no constituyan importaciones de carácter comercial, su estado fitosanitario lo permita y procedan de los orígenes autorizados:

a) Flores en estado fresco, sin partes que sirvan para la reproducción;

b) Productos para el consumo humano, tales como té, tilo, manzanilla y otras hierbas medicinales secas y sin raíces, frutos secos procesados y semielaborados, (tostados, salados, azucarados) contenidos en envases herméticos y sellados, especies, pastas alimenticias, leche en polvo, arroz pulido, harinas, vegetales, garbanzos, lentejas, chícharos y frijoles;

c) Frutas exóticas (manzanas, peras, uvas, kiwi, melocotones) procedentes de países autorizados por la Dirección del Centro Nacional de Sanidad Vegetal;

d) Artículos de artesanía, confecciones con maderas, cortezas, semillas y de otros materiales destinados a la ornamentación del hogar o uso personal.

Las importaciones comprendidas en el artículo precedente serán a título personal y su cuantía no excederá los 5 kg de peso o el de 20 unidades.

Todas las importaciones deberán estar acompañadas del correspondiente permiso fitosanitario de importación y el Certificado fitosanitario de carácter internacional emitido por autoridad oficial de protección de plantas o cuarentena vegetal del país de procedencia conforme a la Convención Internacional de Protección, de la Organización internacional para la Agricultura y la Alimentación FAO.

Los materiales y productos que puedan ser portadores y hospedantes eventuales de organismos subcuarentenados (todo material sujeto a cuarentena) también serán inspeccionados por los inspectores en los puestos fronterizos.

La ausencia o inadecuado cumplimiento de alguno de los requisitos establecidos para la importación, puede conllevar a que no se autorice su entrada al país, lo cual será determinado por parte del inspector del servicio de cuarentena vegetal del Sistema Estatal de Sanidad Vegetal, actuante en los puestos fronterizos, los que confeccionarán y tramitarán los documentos requeridos.

La Resolución conjunta del Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de la Agricultura de fecha 7 de marzo del 2007, prohíbe el uso de todos aquellos formulados plaguicidas que no cumplan con los parámetros establecidos y no se encuentren inscriptos en el registro central de plaguicidas. También define que las personas naturales no podrán introducir y registrar en el territorio nacional un formulado plaguicida.

9) Vehículos, motores y carrocerías. 

Las personas autorizadas a importar vehículos automotores en nuestro país, son las que se encuentran relacionadas en el DECRETO NO. 40, REGLAMENTO SOBRE LAS IMPORTACIONES DE VEHÍCULOS AUTOMOTORES NO COMPRENDIDOS EN LOS PLANES ESTATALES Y SU TRASPASO, de 22 de febrero de 1979.

Se refiere a los vehículos catalogados como ligeros: hasta 2 toneladas de peso,

incluyendo autos, jeeps, camionetas, pick up y motocicletas, cuya importación se realice fuera de los planes estatales y siempre de forma definitiva.

¿Qué personas pueden importarlos?

a) Sucursales de Sociedades Mercantiles Extranjeras, Agencias de Viajes, Representaciones Bancarias y Financieras, y sus representantes. Con autorización que otorga la Cámara de Comercio de la República de Cuba.

b) Técnicos extranjeros que se encuentren en Cuba en virtud de contratos y convenios con Órganos, Organismos y demás entidades nacionales. Con autorización que otorga el Ministerio del Comercio Exterior.

c) Organismos u organizaciones de nacionalidad cubana o parte extranjera, al amparo de Convenios de Colaboración Económica o científico-técnica con organismos internacionales, siempre que se utilicen en función de la actividad que dio origen al Convenio o Contrato. Con autorización que otorga el Ministerio del Comercio Exterior y la Inversión Extranjera.

d) Agencias de Prensa extranjeras y periodistas extranjeros. Con autorización que otorga el Ministerio Relaciones Exteriores.

e) Organizaciones que realizan actividades de índole social, política o científica, refugiados y asilados políticos. Con autorización que otorgan los Organismos con el cual se vinculan.

f) Turistas extranjeros: Las personas que arriben a Cuba como turistas podrán importar temporalmente un vehículo, en los términos y condiciones siguientes:

  • La Aduana de Despacho autoriza el régimen por un término de hasta treinta (30) días, teniendo en cuenta el tiempo de visado;
  • La autorización se concederá de inmediato, a partir de que el turista presente: la visa, el pasaporte y los documentos del vehículo con el Conocimiento de Embarque o la Guía Aérea, según el caso.
  • El turista está obligado a reexportar el vehículo dentro del término que se le haya concedido y siempre antes o en el momento en que abandone el país.

No se acepta la importación y exportación de vehículos automotores por parte de cualquier otra persona no relacionada en el punto anterior.

No se acepta la importación de motores y carrocerías de vehículos automotores, unidades y cuadros de motocicletas, cualquiera que sea su capacidad, por personas naturales y por cualquier vía.

10) Remolques o arrastres ligeros.

Se autoriza la importación de remolques o arrastres ligeros que cumplan los requisitos siguientes:

  • No pueden tener propulsión;
  • Pueden ser cerrados o abiertos;
  • Estar destinados solo a la transportación de carga y, en ningún caso, a la transportación de personas ni al habitáculo de las mismas;
  • No pueden ser remolques para camiones sino sólo para autos ligeros;
  • Sólo pueden tener hasta tres (3) ruedas y con una dimensión que no exceda los 1.75 metros de largo por 1.15 metros de ancho.

El valor del remolque o arrastre ligero se ajustará al límite establecido para las importaciones sin carácter comercial ($1000.00) pesos.

11) Motores Marinos.

Se autoriza la importación sin carácter comercial de motores marinos, por personas naturales, sujeta a los siguientes requisitos:

a) Permiso previo a la importación que emite la Capitanía del Puerto,

b) No podrá exceder de diez (10) caballos de fuerza (HP),

c) Se podrá importar solamente dentro del límite en valor de la importación establecido en la legislación vigente, que es de mil ($1000.00) pesos cuando se realiza la importación como pasajero, y de doscientos (200) pesos cuando la operación se efectúa como envío.

Para la importación de motores marinos, según lo señalado anteriormente, el importador debe acreditar a satisfacción de la Aduana, que el motor es de diez (10) o menos caballos de fuerza (HP) presentando los documentos de compra, catálogos, instructivos y otros.

La Aduana emitirá el documento que corresponda a los efectos de que la persona que realiza la importación del motor, acredite ante la autoridad competente la licitud de dicha importación.

12) Bicicletas, patinetas y carriolas con propulsión electrica.

Se autoriza la importación de bicicletas, patinetes y carriolas con propulsión eléctrica por personas naturales, previo cumplimiento de los requisitos siguientes:

a )Velocidad máxima de desplazamiento no superior a los 50 kilómetros por hora y potencia no superior a los 1000 watts.

b) Su valor no puede exceder el límite fijado para las importaciones sin carácter comercial por los pasajeros ($ 1000.00 pesos) y mediante envíos ($ 200.00 pesos).

Para la importación de bicicletas, carriolas y patinetas eléctricas, cuyas características se señalaron anteriormente, el importador debe acreditar a satisfacción de la Aduana el cumplimiento de los requisitos técnicos establecidos, previa presentación de los documentos de compra, catálogos e instructivos que emite el vendedor en el acto de compraventa.

La Aduana emitirá el documento que corresponda a los efectos de que la persona autorizada acredite ante la autoridad competente la licitud de dicha importación.

13) Armas de fuego y municiones.

Requieren licencia o permiso para su importación, los tipos de armas de fuego que se relacionan a continuación:

  • revólver;
  • pistola;
  • escopeta;
  • fusil.

Se podrá expedir licencia o permiso para su importación, siempre que expresamente se autorice por el Ministerio del Interior, sobre las armas siguientes:

a) fusiles con sistemas de puntería óptico y dióptico destinados para actividades deportivas;

b) armas de fuego cortas de cualquier calibre cuyo régimen de realización del disparo sean ráfagas, entregadas por estímulo o en reconocimiento por los servicios prestados a la Revolución;

c) escopetas recortadas, cualquiera que sea su calibre, destinadas para la seguridad y protección de bienes y personas;

d) armas de fuego destinadas solamente para el empleo de municiones de salva, para actividades deportivas, fílmicas, televisivas, teatrales y otras de carácter artístico;

e) armas que disparan cápsulas de anestésicos para uso veterinario y actividades científicas;

f) ballestas, arcos y flechas, destinados para actividades deportivas;

g) atomizadores que despidan gases irritantes, neuroparalizantes, fumígenos, asfixiantes y lacrimógenos, utilizados por los servicios de seguridad y protección;

h) armas o defensas eléctricas, utilizados por los servicios de seguridad y protección;

i) bastones de goma, tonfas o similares, utilizados por los servicios de seguridad y protección.

Las armas de fuego a que se refiere el inciso d) son inutilizadas de forma tal que solo se pueda realizar el tiro de fogueo con municiones de salva.

Las armas para las cuales no se concede licencia o permiso para su importación, y cuya tenencia, porte, uso, transportación, mantenimiento, entrega, recepción, importación y exportación, se consideran ilícitas, son:

a) plumas-pistolas;

b) bastones-fusiles;

c) fusiles con calibre mayor de 5,6 milímetros;

d) ametralladoras y subametralladoras de cualquier tipo;

e) armas de fuego de fabricación artesanal;

f) armas de fuego que sean el resultado de modificaciones sustanciales de sus características de fabricación u origen;

g) pistolas o revólveres que lleven adaptado un culatín o lo posean de fábrica;

h) armas de fuego asimiladas bajo la apariencia de cualquier otro objeto;

i) armas de fuego cortas de cualquier calibre, cuyo régimen de realización del disparo sean ráfagas;

j) escopetas recortadas, cualquiera que sea su calibre;

k) armas de fuego con sistemas de puntería óptico, dióptico, óptico electrónico, láser u otros, que no sean de mira abierta;

l) armas de fuego destinadas solamente para el empleo de municiones de salva;

m) armas que disparan cápsulas de anestésicos;

n) las armas neumáticas con calibre mayor de 4,5 milímetros o de pellets con fulminantes;

o) todas las armas blancas, de uso reglamentario en las instituciones armadas;

p) bastones de estoque;

q) cerbatanas;

r) ballestas, arcos y flechas;

s) manoplas, cachiporras y black jacks;

t) bastones de goma, tonfas o similares;

u) atomizadores que despidan gases irritantes, neuroparalizantes, fumígenos, asfixiantes, lacrimógenos o venenosos, así como cualquier dispositivo que comprenda mecanismos capaces de proyectar sustancias tóxicas, incluidas las armas que disparen municiones con cualquiera de estas sustancias;

v) armas o defensas eléctricas;

w) las demás armas que se determinen por el Ministerio del Interior.

No se autoriza la importación de las municiones que a continuación se relacionan:

a) con proyectiles cuyo peso sea inferior a 400 gramos;
b) con proyectiles de punta hueca;
c) con proyectiles explosivos o cargados de materiales explosivos o inflamables,
d) con proyectiles portadores de productos químico-tóxicos, biológicos, naturales o radiactivos;
e) con proyectiles que se ensanchan o se aplastan fácilmente en el cuerpo humano.
f) con proyectiles de envoltura dura la cual no cubriese enteramente el núcleo o estuviera provista de incisiones.
g) con proyectiles de fragmentación que no puedan localizarse por rayos X en el cuerpo humano.
h) otras que se consideren por los ministerios de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Interior.

Como requisito previo a la tramitación del acto importador, el interesado debe presentar al Ministerio del Interior el documento legal que ampare la autorización de salida del país de origen, de las armas, sus accesorios y municiones, a partir de lo cual se emite el correspondiente permiso de importación, el que debe ser mostrado a las autoridades aduaneras a su arribo al país.

La solicitud de los permisos para la importación definitiva de las armas objeto de licencia o permiso pertenecientes a personas naturales, se solicita por éstas al Ministro del Interior, a través de los órganos, organismos o entidades del Estado que las representan. Las personas naturales que no tengan la representación a la que se hace referencia en este párrafo, realizan la solicitud directamente a esa autoridad.

Recibida la solicitud correspondiente, la Jefatura del Ministerio del Interior tramita su aprobación ante el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, el que en un término que no exceda de diez (10) días contados a partir de su recepción, se pronuncia sobre la aprobación o denegación de la solicitud.

La no presentación del permiso de importación dará lugar a la aplicación por parte de la Aduana de las medidas administrativas que correspondan.

LA IMPORTACIÓN PODRÁ TENER UN CARÁCTER DEFINITIVO O TEMPORAL.

1. Es de carácter definitivo cuando las armas, sus accesorios y municiones, no tienen regreso o devolución desde el territorio nacional al país de origen o a un tercer país.
2. Es de carácter temporal, cuando las armas, sus accesorios y municiones, se introducen en el territorio nacional por un período determinado.

Solo se permite la importación con carácter definitivo de aquellas armas, sus accesorios y municiones, que sean adquiridas para los fines siguientes:
a) caza o tiro deportivo;

b) protección ante el peligro aviario y afectaciones aviarias;

c) conservación y colección por su valor histórico o artístico;

d) prestación de Servicios de Seguridad y Protección de Bienes y Personas;

e) defensa personal;

f) uso veterinario;

g) actividades científicas.

Solo se permite la importación con carácter temporal de armas, sus accesorios y municiones por razón de su utilización con los fines siguientes:
a) caza o tiro deportivo;
b) protección a personalidades invitadas por el Partido, Estado, Gobierno y por las Organizaciones Políticas, Sociales y de Masas;
c) actividades fílmicas, televisivas, teatrales y otras de carácter artístico;
d) obtención de Licencia de Armas de Fuego (para los residentes temporales);
e) exhibición;
f) uso veterinario;
g) actividades científicas.

Las armas de fuego, municiones y accesorios que se autoricen a importar a las personas jurídicas, y personas naturales, con el fin de ser empleadas en actividades de caza o tiro deportivo, una vez arribadas al territorio nacional, serán retenidas por la Aduana hasta que sean extraídas del recinto aduanero previa presentación del permiso correspondiente, por los funcionarios de las entidades autorizadas, encargados de la guarda y custodia de éstas, mientras se desarrollen las actividades para las que se autorizó la importación, hasta su exportación del territorio nacional.

Después de cumplidos los fines para los que se autorizó la importación o exportación temporal de las armas, sus accesorios y municiones, se procede a la reexportación o la reimportación de éstas a nuestro país.

No se permite la importación y exportación de armas de fuego y municiones mediante envíos postales, de mensajería o por cualquiera de las vías utilizadas para dicho tráfico.

Categorías: Aduana de Cuba, Cuba, Viajes Cuba | Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Ana Cecilia y las «mulas».Segunda Parte: Mulas Forever

La profecía del Apocalipsis de las «mulas» no tiene fundamento y se derrumba ante poderosa$$$$$ razone$$$$$ de un Estado que desde hace  tiempo anda buscando desesperadamente divisas a cualquier costo. Además de los artículos las «mulas» residentes en el extranjero traen muchos dólares y euros en cash para pagar los derechos de Aduana. Y como las «mulas» nacionales pagan en el inservible Peso Cubano son las que se verán perjudicadas. Si estas quieren «subir de categoría»  tendrán que pagar el equivalente en CUC a partir de las segundas importaciones y subsiguientes en un año calendario. Si les seria rentable o no es algo que desconozco.

Es de suponer que las «mulas» vengan con la mayor cantidad de equipaje posible, para que así le sea rentable al remitente la inversión que ha hecho en enviar los artículos con una persona  a la cual hay que comprarle un billete de avión y darle el dinero para los pagos de los aranceles tanto en el aeropuerto de salida como en la Aduana cubana . El valor máximo de una importación por parte de los viajeros no puede exceder de 1000 CUC, que al aplicarle la escala progresiva eso se traduce en que el tope a pagar por cada viajero en cada importación máxima permitida es de 1450 CUC.

Escala Progresiva desde 1 $ a 1000 $ de importación:

De 1 $  a 50.99 $: exentos de pago

De 51 $ a 500.99$: equivalen a 450 $ que se pagan al 100%: va pagando 450 $

De 501 $ a 1000 $: equivalen a 500 $ que se pagan al 200 %. Resultado: 1000 $

Entonces 450 $ de la primera escala mas 1000 $ de la segunda hacen los 1450 CUC de pago por cada importación completa.

Pero seamos conservadores: digamos que cada «mula»  residente en el extranjero viaja dos veces al mes a Cuba, y que en cada entrada paga en la Aduana la mitad de lo que representaría una importación completa, o sea, 725 CUC . Serian 1450 CUC por mes por cada «mula» para un total de 17 400 CUC al año.

En comparación  los viajeros corrientes se quedarían por debajo en esa aportación por concepto de pago de derechos de Aduana, por las razones lógicas que no todos pudieran viajar con tanta frecuencia a Cuba ni pagar tanto dinero, por lo menos no siempre que viajen a la isla.

Es cierto que las «mulas»  suplen de muchos artículos a cubanos en la isla, de mucha más calidad que los que venden en CUC las TRD y otras tiendas similares, y eso significa que esos cubanos no irán a esas tiendas a comprar. Pero también es cierto que lo que pagan las «mulas» en las Aduanas cubanas es una cifra para nada despreciable que suple lo que pudiera dejar de gastarse en las TRD . ¿Quien se gasta 17 400 CUC al año comprando en las tiendas en CUC del Estado? En definitiva tanto lo que la  Aduana como las TRD recaudan tienen destinatario común: las arcas del Estado cubano, y lo que no se colecta por un lado se hace por el otro.

En la asignatura Economía el gobierno cubano ha reprobado estrepitosamente, pero en la matemática de exprimirles  las divisas a los emigrados la evaluación es summa cum laude, y si las «mulas»  constituyen una fuente de divisas frescas -y en el siempre conveniente cash- entonces se supone que el Estado cubano no tenga razones para ponerles obstáculos.

Tanto es así que inclusive las nuevas medidas favorecen a las «mulas», pues la nueva escala progresiva puesta en vigor en la Resolución 222/2012 del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP) resulta en menos pagos en la Aduana, pues se elimina una de las escalas intermedias anteriores, que encarecía dichos pagos. Si antes del 2 de agosto una «mula»  residente en el extranjero que hacia una importación completa debía pagar un total de 1575 CUC  después del 2 de agosto esa cifra se redujo a 1450 CUC, para un ahorro (y ganancia) de 125 CUC.

Hay un elemento mas:  en la Resolución 223/2012 del MFP se estableció a partir del 3 de septiembre el pago en CUC de los aranceles de aduana para los envíos por vía marítima, aérea , postal o de mensajería. Si  eso no fuera así y los pagos hubieran seguido en Pesos Cubanos entonces si hubiera existido una fuerte competencia para las «mulas» , sobre todo acentuada por los  servicios ofrecidos por la empresa  International Port Corporation (IPC) mediante los viajes del carguero «Ana Cecilia», cuyas tarifas son mas baratas que las que suelen cobrarse por el uso de las «mulas». Pero el cobro en CUC por quienes reciben envíos en Cuba anula toda posibilidad de  ser esa vía una competencia, y ese hecho le asegura la sobrevivencia al negocio de  las «mulas» que residentes en el extranjero, las cuales además pudieran remplazar a las «mulas nacionales» si estas concluyen que no les es rentable pagar el equivalente en CUC a partir de la segunda importación en un año calendario. Se evidencia que el Estado cubano esta cubriendo todos los flancos para asegurarse no dejar de percibir las jugosas ganancias que  los viajes de las «mulas» les reportan.

Desconozco si desde el 3 de septiembre a  «Ana Cecilia»  la verán mucho por Cuba pero las «mulas»  seguirán arribando con sus cargas de alivio, fresquecitas como una lechuga , no como aquellas que sudaban bajo la pesada carga de los sacos repletos de aquel otrora famoso café cubano que mi abuelo gallego cosechaba en su finca.

Primera Parte: Apocalipsis, según Santa Aduana de Cuba

Categorías: Aduana de Cuba, Cuba, Viajes Cuba | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Ana Cecilia y las «mulas».Primera Parte: Apocalipsis, según Santa Aduana de Cuba

Las nuevas medidas en la Aduana cubana, que surtieron efectos desde el 2 de agosto y el 3 de septiembre no van a ser el final de las mulas,sino todo contrario.

Estas «mulas» a las que me refiero no son esos laboriosos animalitos que cargaban (y cargan) los sacos repletos de granos de aquel otrora famoso café cubano en la finca cafetera que, allá por los años 20 del pasado siglo, mi abuelo gallego fundó a  puro brazo, valor  y muchas esperanzas rompiendo monte cerrado en Monte Rouge, en la zona montañosa de Guantánamo.  Estas nuevas «mulas» cubanas cargan con mercancías más mundanas, menos épicas: tratan de completar eternas carencias materiales que una supuesta revolución de los pobres, por los pobres y para los pobres jamás pudo suplir por mas de 50 años, haciéndolos mas pobres de paso.

Las «mulas» cubanas, en su variante «internacional»,  son esos viajeros que por encargo de otros, tanto de  personas o de las Agencias de Viajes que actúan como intermediarios de estas, viajan a Cuba llevando en su equipaje los artículos que estos les entregan  para que se los lleven a  familiares y allegados de los remitentes, para suplir con todo lo inimaginable a esos cubanos «de a pie» que resisten y sobreviven en Cuba, pues allá falta de todo lo material que uno pueda imaginarse. El pago por tal servicio es que la «mula» viaja de gratis, pues el costo del billete aéreo y los pagos de los derechos de Aduana los proveen los remitentes.

También existe la variante de «mula por cuenta propia», que son  aquellos cubanos residentes en la isla que tienen la posibilidad de salir de visita al extranjero, usualmente a países del aérea como Ecuador (donde no se necesita visa para entrar), Panamá, Republica Dominicana, México (a la ciudad de Cancún), o que regresan de visitar familiares en Miami, y que ,con un animo puramente comercial, llevan a Cuba artículos en calidad de mercancía que venden a los cuentapropistas. A estas podemos llamarlas «mulas nacionales¨; su número se vio incrementado a partir de la obtención del pasaporte español por decenas de miles de cubanos que lo han conseguido gracias a la llamada «Ley de Nietos», lo cual les permite salir de Cuba y entrar a otros países sin necesidad de visado.

O sea, que lo llevado por las «mulas» puede servir para cubrir necesidades perentorias y humanitarias: ropa, calzado, medicinas, alimentos, pero también han servido como suplidores de materias primas de los crecientes trabajadores por cuenta propia, en un país donde no existen mercados mayoristas ni están autorizadas las importaciones comerciales por parte de las personas naturales.

A raíz de la publicación el 2 de julio de 2012 de las Resoluciones 122 de aduana y 222 y 223 del Ministerio de Finanzas y Precios durante semanas se ha desatado un vendaval de publicaciones y opiniones tanto en medios de comunicación cubanos o sobre temas cubanos en el exilio, en blog de temas cubanos, en las diversas redes sociales y hasta en la prensa mundial en general. Una de las mayores especulaciones sobre el objetivo de estas Resoluciones es que buscan el fin de las «mulas». Eso pudiera ser cierto en el caso de las «mulas» que viven en Cuba y pagan en Pesos Cubanos en el aeropuerto, pero en el caso de los que residen en el exterior no solo es que no van a desaparecer sino que las nuevas medidas les favorecen.Para una mayor comprensión de estas Resoluciones y que cambios introducen pueden leer mi post  Nuevas medidas en Aduana cubana: Dos de sal y una de azúcar.

Entre las razones que esgrimen esos medios de comunicación es que las mercancías que traen las «mulas» afectan el comercio a cargo del Estado, mediante la red de Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD) y similares, pues las personas beneficiadas con esas cargas dejan de comprar esos artículos, usualmente de menor calidad y mayor precio. También mencionaron como dura competencia al barco «Ana Cecilia», manejado por la empresa International Port Corporation (IPC), que en mas de 50 años es el primer servicio que ofrece directo y sin escalas viajes con cargas de envíos no comerciales entre territorio de EEUU y el puerto de La Habana, y a precios mas competitivos que lo que se cobra por utilizar a las «mulas».

Al parecer, y según las trompetas del Apocalipsis anunciadas , la extinción de las «mulas» estaba cerca de su final, pero….

Segunda Parte: Mulas Forever

Categorías: Aduana de Cuba, Cuba, Emigración, Viajes Cuba | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Importante aclaración con respecto a la Aduana cubana para los cubanos y extranjeros residentes permanentes en Cuba

La Aduana de Cuba acaba de publicar un documento aclarando las nuevas medidas. Para mi satisfacción personal  lo que ellos explican es lo mismo que yo publiqué hace mas de un mes en mi post  Nuevas medidas en Aduana cubana: Dos de sal y una de azúcar , o que he venido explicando en las diversas preguntas que me hacen los lectores. Sin embargo hay un detalle importante que beneficia en algo a los cubanos y extranjeros residentes permanentes en Cuba. De hecho para lograr ese beneficio la Aduana ha modificado el concepto del punto desde el cual se considera una importación. Copio lo que dice la Aduana y después explico:

«Los efectos personales, los artículos exentos del pago por la Ley  y aquellos otros hasta un valor de $50.99 pesos que se encuentran exentos del pago, no se considerarán una importación por lo que a los efectos de aplicar lo establecido en la Resolución 222-12 del MFP sobre el cálculo de los aranceles en CUC y su pago en CUP se considerará como segunda importación, la segunda vez que un pasajero entre artículos al país pagando derechos de aduanas» 

Antes de esta aclaración no se consideraban una importación solo los 25 kgs de misceláneas (1) de efectos personales y los artículos exentos de pago ( ver listado al final). Los artículos hasta 50.99 $ ( equivalentes a 5 kgs de misceláneas que completan los 30 kgs libres de pago) se consideraban una importación, pero exenta. Inclusive  estaba establecido que  los artículos o peso aparte de los 25 kgs de efectos personales debían ser declarados, aun cuando estuvieran exentos del pago. Pues ahora aparte de los 25 kgs de misceláneas como efectos personales y los artículos exentos de pago no se consideran importación lo que entre dentro de esos 50.99 $ de valor o su equivalencia en 5 kgs que completan los 30 kgs libres de arancel.

Eso quiere decir que no es un paso automático que para los cubanos residentes en la isla  y extranjeros residentes permanentes les apliquen laResolución 222-12 en su segundo y siguientes viajes en un año calendario, calculado los aranceles en CUC pero cobrando en Pesos Cubanos según el cambio.  Para que eso suceda debe haber una importación previa, y solo a partir de la segunda importación en adelante les aplicarían dicha Resolución

En la práctica eso significa que mientras un viajero cubano residente en la isla se mantenga viajando con solo 30 kgs de misceláneas y los artículos exentos de pago; o con 25 kgs , los artículos exentos de pago y «no miscelaneas» (2)  hasta un valor de 50.99 $ no le  aplicarán la Resolución 222-12 en ningún viaje después del primero en un año calendario. Los artículos hasta un valor de 50.99 $ no pueden exceder ese valor, no es que se lleve un artículo por mas de ese valor y que se le reste esa cifra , pues el resto que quede se consideraría una importación. Un ejemplo, se lleva un equipo de música valorado en 60 CUC. Los primeros 50 son exentos, pero el resto de 10 CUC que queda ya se considera una importación. En el Listado de Valoración Interna se pueden apreciar todos los artículos con valor igual o menor a 50.99 $.

Solo cuando el viajero lleve artículos por encima de los 30 kgs de misceláneas y los artículos exentos de pago;  o  de los 25 kgs , los artículos exentos de pago y «no miscelaneas» hasta un valor de 50.99 $ es que le consideraran esa su primera importación en un año calendario, y le valorarán y cobrarán en pesos cubanos.Antes de esa primera importación los viajes que haya hecho en un año calendario no tendrían ninguna influencia a los efectos de la aplicación de la mencionada Resolución. A partir de ahí la segunda  importación y otras que haga le aplicarán la Resolución 222-12 y por tanto la valoración en CUC y el cobro en Pesos Cubanos.

(1) Miscelaneas: Ropa, calzado, alimentos, perfumería, aseo personal, bisutería, lencería. O sea, todo lo que se le aplica el pesaje. 

(2) «No miscelaneas»: Todos los que se encuentran fuera de la clasificación anterior. Ejemplo de esto son los electrodomésticos, electrónicos, de informática, piezas de auto, artículos de construcción y del hogar, herramientas, etc.

Artículos exentos de pago: 

  • Hasta 10 kilogramos de medicamentos.
  • Productos farmacéuticos elaborados, sillas de ruedas para inválidos, libros científicos, técnicos, de arte y literatura; partituras musicales; discos, cintas magnetofónicas, vistas fijas y películas cinematográficas para la enseñanza; prótesis, cuando reemplacen o sustituyan un órgano o parte de él; y los equipos, libros o materiales destinados para ciegos;
  • Culeros desechables para adultos;
  • los objetos personales usados, que traigan consigo los pasajeros en general y los cubanos tripulantes de buques y aeronaves y trabajadores del mar;
  • Los menajes de casas y efectos personales de las personas que arriben a Cuba con el propósito de residir permanentemente, conforme a lo establecido en la legislación vigente;
  • los productos para el uso personal de los becarios extranjeros residentes en Cuba y materiales necesarios para sus estudios, mientras mantengan esa condición; además pueden importar una (1) computadora con sus elementos periféricos, por una sola vez durante el período que dure la estancia de los mismos en el territorio nacional;
  • las medallas, condecoraciones y los premios concedidos en el extranjero, y los productos que como regalos o premios reciban los ciudadanos cubanos por su condición de científicos, deportistas, artistas y otra, siempre que se demuestre su origen con el documento correspondiente.
Se admiten libres de derechos y gravámenes los productos, que como importación temporal, traen los extranjeros en su condición de artistas, deportistas, especialistas, científicos, periodistas y cineastas, los pasajeros en tránsito y aquellas personas que arriban al país en circunstancias especiales.
Efectos personales: 
Se consideran Efectos Personales los artículos que, por su naturaleza y cantidad, el pasajero pueda razonablemente utilizar en el transcurso del viaje, tomando en cuenta la duración, circunstancias y objetivo del viaje, así como la profesión, actividad y características del mismo, con exclusión de mercancías que por su tipo, cantidad o valor hagan presumir que tengan carácter o objetivos comerciales.
De manera general son efectos personales:
  • Joyas y prendas de uso personal
  • Ropa, calzado y productos de aseo y de belleza, siempre que sean en cantidades que hagan suponer su uso personal.
  • Un teléfono móvil, tipo celular.
  • Una cámara fotográfica o de video portátil y sus accesorios.
  • Un aparato portátil para la grabación o reproducción del sonido, imagen, datos o mixto, conocidos comúnmente como MP3, MP4 o similares, junto a su respectivo juego de audífonos portátiles y sus accesorios.
  • Hasta una cantidad que no exceda, por persona adulta, de 400 unidades de cigarrillos; 500 gramos de tabaco de pipa; 50 unidades de puros y 2.500 centímetros cúbicos de bebidas alcohólicas.
  • Medicamentos, en cantidades necesarias sólo para uso personal del viajero y conforme a la respectiva receta médica, así como un aparato para medir presión arterial o glucosa en sangre, así como otros portátiles similares para análisis médicos y sus reactivos.
  • Libros y folletos, así como los diarios, impresos, revistas y composiciones musicales.
En el caso de menores de 10 años, quienes solamente pueden importar sus efectos personales, se consideran también dentro de ellos:
  • 2 Unidades de Juguetes
  • 2 unidades de juegos o instrumentos eléctricos o electrónicos para su uso personal.
  • Tratándose de bebés, se incluyen además entre otros, los artículos para su traslado, aseo y entretenimiento, y sus accesorios, como son:
    • Una silla,
    • Una cuna portátil,
    • Una carriola,
    • Una andadera,
Tratándose de Turistas extranjeros, se consideran efectos personales, además:
  • Un reproductor portátil de discos compactos (CD) y/o DVD’s o similares, junto a su respectivo juego de audífonos portátiles y sus accesorios.
  • Prismáticos o binoculares de uso personal.
  • Un receptor de televisión portátil, Un computador portátil de uso personal
  • Una máquina de escribir portátil; Una tienda de campaña y el equipo para acampar;
  • Artículos para deportes (un juego de avíos para la pesca, una bicicleta sin motor, una canoa o kayac de menos de 5,50 metros de largo, un par de esquíes, dos raquetas de tenis, y otros artículos similares).
  • Un par de walkie-talkies

En cualquier caso, de importarse más unidades que las indicadas en las listas precedentes de cada artículo, las cantidades por encima de ellas no se considerarán efectos personales y estarán sujetas a lo establecido para los artículos importados definitivamente.

Categorías: Aduana de Cuba, Cuba, Emigración, Viajes Cuba | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

ATENCIÓN: NUEVA ACTUALIZACIÓN SOBRE IMPORTACIÓN DE ALIMENTOS

En el post titulado Aclaración sobre el restablecimiento del cobro de los derechos de aduanas por la importación de alimentos por parte de pasajeros  he acabado de publicar una importante actualización que encarecidamente recomiendo le echen un vistazo todos, tanto los que ya habían leído el post como aquellos que no lo han hecho y están interesados en el tema.

Categorías: Aduana de Cuba, Cuba, Viajes Cuba | Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Nuevas medidas en Aduana cubana: Dos de sal y una de azúcar.

Explicación a las nuevas resoluciones (122/2012 de Aduana y 222 y 223 del Ministerio de Finanzas y Precios) que modifican aspectos esenciales de lo que los viajeros puedan llevar o enviar a Cuba, a surtir efecto desde el 2 de agosto y 3 de septiembre de 2012.

Por favor, antes de continuar lea esto: SOLICITUD DE AYUDA URGENTE

La Aduana cubana y el Ministerio de Finanzas y Precios se han aparecido el lunes 2 de julio con sendas resoluciones que afectan a los viajeros que van a Cuba, sean cubanos, residentes en la isla o en el extranjero, y a los extranjeros residentes en Cuba. También modifica aspectos esenciales de los envíos, sean postales, aéreos, marítimos o por mensajería. El texto completo de las resoluciones se puede leer en este enlace, sin embargo a continuación les traigo la explicación de cómo y a quien afecta o «beneficia» todo esto en la práctica…Si, dije «beneficia» pues aunque muchos no lo crean y ya hayan puesto el grito en el cielo -y despertado a San Pedro y las 11 000 vírgenes- hay un «beneficio» con respecto a la ley anterior.

Para sensibilizar sobre la importancia de este tema comenzaré diciendo a quienes afectan estas medidas, sea esa afectación negativa o positiva.

  • Los cubanos y extranjeros residentes en Cuba, y que pagan en pesos cubanos en la Aduana. (PÉSIMAS NOTICIAS)
  • Los que hacen envíos a Cuba (aéreos, marítimos, postales y de mensajería), y por ende las agencias de envíos (MUY MALAS NOTICIAS)
  • Todos los pasajeros cubanos y extranjeros residentes que viajen a Cuba con más de lo que la ley establece libre de arancel, o sea, los famosos «30 kilogramos» ( UNICOS BENEFICIADOS)

NOTA: NADA CAMBIA PARA LOS EXTRANJEROS QUE NO RESIDAN EN CUBA

En este punto es donde se hace la clásica pregunta: ¿ Cuál noticia desean les dé primero, las malas o la buena?

Empiezo por las malas, para que la buena sea un alivio.

1- Los cubanos y extranjeros residentes en Cuba, y que pagan en pesos cubanos en la Aduana.

Seguirán pagando en pesos cubanos (CUP) en el primer viaje en un año calendario (del 1ro de enero al 31 de diciembre), en la segunda importación y subsiguientes en ese año calendario el cálculo de los aranceles se harán en Pesos Convertibles (CUC) y se pagarán en CUP según la tasa de cambio vigente ( o sea, 25 pesos cubanos por cada CUC). Eso significa que en segundos viajes y siguientes dentro del año calendario le calcularán el valor de lo que lleve igual que a los que pagan en CUC, pero con la diferencia que lo convertirán en CUP multiplicándolo por la tasa de cambio ,lo cual será inviable para la mayoría.

Con esta movida el gobierno cubano busca terminar el negocio de las llamadas mulas que surten el extenso mercado negro cubano y que tanto está afectando la recaudación de las tiendas de divisas ( propiedad del Estado ). No son pocas las personas que se dedican a llevar ropas, confecciones ,calzado y codiciados artículos electrónicos para la venta en Cuba, siendo el caso de los cubanos que viajan a Ecuador el más extremo. También me han comentado que cubanos naturalizados españoles se dedican a este negocio aprovechando que no necesitan visa para salir de Cuba y cuando entran pagan los aranceles en pesos cubanos.

Otra explicación posible es que el gobierno cubano esté a punto de implementar una reforma migratoria (limitada, no se hagan muchas ilusiones)y quiera sacarle provecho a los cubanos residentes en Cuba que vayan y vuelvan de sus viajes «turísticos».

2- Los que hacen envíos a Cuba (aéreos, marítimos, postales y de mensajería)

Hasta el 3 de septiembre se pagarán los aranceles en pesos cubanos por los que los reciban en Cuba, no importa que los manden extranjeros o cubanos residentes en el exterior.Actualmente los primeros 3 kgs son gratis y se pagan 10 pesos cubanos por cada kg extra hasta un máximo de 20 kgs, lo cual hace un pago de 170 pesos cubanos si se envía esa cantidad. Desde el 3 de septiembre será lo mismo pero pagando en CUC los que reciben el envío en Cuba, lo cual es evidente que va a disminuir bastante los envíos PERO BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA AFECTA LAS TARIFAS QUE SE PAGAN EN DOLARES O EUROS EN EL PAIS DE ORIGEN, ASI QUE SI ALGUNA AGENCIA SUBE LOS PRECIOS LO HACE SIN JUSTIFICACION ALGUNA. Si alguien quiere hacer un envío entonces tendría que enviarle también el dinero en divisas al destinatario para el pago del arancel en CUC, o en su defecto no harán ningún envío y el dinero que se ahorren en ese trámite lo remitirán a Cuba para que se compren los artículos en la isla.Esto último es lo más probable que suceda y es precisamente lo que el gobierno cubano está buscando con esta movida: que aumenten las remesas.

Las nuevas resoluciones muestran una tabla con el precio a pagar por cada kilogramo enviado, pero se puede resumir calculando la cantidad de kilogramos enviados por 10 CUC y a la cantidad resultante se le resta 30. Esto es solo para envíos de miscelaneas (confecciones, calzado, bisuteria, perfumeria, alimentos, lenceria, articulos de aseo personal y del hogar). Lo demás (electrodomésticos, artículos de informática, etc) se pagarán en CUC según la declaración de su valor o el listado de valoración interno de la aduana.

Esta medida en particular va a afectar a todos los cubanos que reciben una nada despreciable ayuda a través de los envíos , sobre todo en artículos de primera necesidad como son los alimentos. También es muy negativa para las agencias de envíos, que perderán gran parte de las ganancias que percibían por estos servicios, pues el volumen de envíos va a disminuir considerablemente.

Y last but not least, al contrario, muy importante y recomiendo presten atencion a la siguiente explicación:

3-Todos los pasajeros

Lo mas importante: no han tocado los 25 kgs libres de aranceles para los cubanos , sean residentes o no (que sumados a los $50.99 exentos -equivalentes a 5 kgs- hacen los famosos 30 kgs de DE MISCELANEAS que se pueden entrar sin pagar,SEAN PARA SU USO PERSONAL O NO). Lo que cambia es el cálculo del arancel para el total de la valoración de lo importado , sumados misceláneas y no-misceláneas ( electrodomésticos, menaje de hogar, ferretería,piezas de auto, etc) ,pues el cobro no es tan simple como 1 kg igual a 10 CUC o CUP sino que se aplica una escala progresiva, QUE ES LO SI HA CAMBIADO:

-TARIFA PROGRESIVA APLICADA ANTES DEL 2 DE AGOSTO DE 2012:

Tabla 1

- DESPUÉS DEL 2 DE AGOSTO DE 2012

Tabla 2

O sea, se elimina el aumento intermedio del 150 % y se extiende el 100 % hasta los $500.99 lo cual quiere decir que ESTA MEDIDA ES POSITIVA pues antes del 2 de agosto los que lleven desde una valoración total de todo lo importado de 200 hasta 500 pesos van a pagar mas que los que lleven lo mismo después del 2 de agosto. Después de 501 pesos y hasta el limite de 1000 el cuartico esta igualito, o sea, pago del 200 %.

Para ejemplificar esto vamos a tomar los mismo ejemplos que aparecen en la página web de la Aduana de Cuba pero mejorandolos en aras de una mejor comprensión, y recalculando según la nueva resolución (además de corregirles algunos errores y actualizar precios según el último Listado de Valoración). Ademas, voy a ejemplificar en cada caso como seria el pago para los cubanos y extranjeros residentes en Cuba, para que vean la diferencia entre los pagos del arancel en el primer viaje del año calendario y el segundo y subsiguientes.

Ejemplo 1

ANTES DEL 2 DE AGOSTO:

Un pasajero,cubano, sea residente o no, o extranjero residente en el país viaja con solo 30 kgs de confecciones y misceláneas.

25 kgs de su equipaje se consideran efectos personales por lo que por ellos no paga derechos de aduanas. Los otros 5 kgs (30 menos 25) se valoran en $50.00 (pues cada kg se valora en $10.00) pero como los primeros $50 de regalos están exentos, tampoco pagan por ellos.

Conclusión: El viajero que importe solamente 30 kgs de confecciones y misceláneas, no pagará derechos de aduanas.

DESPUÉS DEL 2 DE AGOSTO

Nada cambia en este caso, no pagarían nada ninguno de los pasajeros, sea cual sea su categoría migratoria o entren al país mas de una vez en un año calendario.

Ejemplo 2

ANTES DEL 2 DE AGOSTO

Un pasajero cubano no residente en Cuba viene con dos equipajes de 25 kgs cada uno más uno de mano con 10 kgs para un total de 60 kgs de confecciones y misceláneas, trae además dos Monitores de Computadora.

De los 60 kgs, 25 se consideran efectos personales por lo que deberá pagar derechos por 35 kgs (60 menos 25).

Los 35 kgs se valoran en $350.00 CUC (35 x 10.00 pues 1 kg= $10.00 CUC).

Los dos Monitores de Computadora se valoran en $100.00 CUC ($50.00 cada uno)

Por lo que el valor total de lo importado a los efectos del pago de derechos será de $450.00 CUC. Utilizando la tabla progresiva (Tabla 1) tenemos que deberá pagar:

De $450
De $0.00 a $50.00 ………………….. $000.00 pues están exentos, quedan $400.00 ($450 menos $50)
De $51.00 a $250.00 ………………. Equivalentes a $200.00 que se pagan al 100%: va pagando $200 y quedan 200
De 251.00 a $450.00 (No llega al límite de $500) ……………… Los $200.00 que quedan se cobran al 150% que hacen $300.

Los $200 de la primera tarifa más los $300 de la segunda hacen un pago de arancel de $500 CUC para cubanos no residentes.

Los cubanos y extranjeros residentes en Cuba pagarían $500 Pesos Cubanos (CUP)

DESPUÉS DEL 2 DE AGOSTO

Utilizando Tabla 2

De $450
De $0.00 a $50.00 ………………….. $000.00 pues están exentos, quedan $400.00 ($450 menos $50)
De $51.00 a $450.00 (No llega al limite de $500) ………………. Son $400.00 que se pagan al 100%: hacen $400


Pago de arancel: $400. AHORRO CON RESPECTO A ANTES DEL 2 DE AGOSTO: $100 CUC.

En el caso de cubanos y entranjeros residentes en Cuba en su primer viaje en un año calendario pagarían $400 Pesos Cubanos. Pero si este fuera su segundo,tercero, etc viaje en un año calendario la cantidad a pagar en Pesos Cubanos seria de 10,000 Pesos Cubanos a la tasa de cambio vigente multiplicando $400 por 25 (1 CUC es igual a 25 CUP).

Ejemplo 3

ANTES DEL 2 DE AGOSTO

Un pasajero cubano no residente en el país viaja con 80 kgs de confecciones y miscelaneas, un televisor de pantalla plana mayor de 32 pulgadas y un reproductor de DVD . El pasajero valora el TV en $400.00 CUC y el reproductor de DVD en $30.

De los 80 kgs, 25 se consideran efectos personales por lo que deberá pagar derechos por 55 kgs (80 menos 25).

Los 55 kgs se valoran en $550.00 CUC (55 x 10.00).
El TV se acepta el valor de $400.00 (esta en el rango del listado)
El reproductor de DVD se acepta el valor de $30.00 (esta en el rango del listado)

Capitulo 10 del Listado de Valoración Interno

Por lo que el valor total de lo importado a los efectos del pago de derechos será de $980.00 CUC. Utilizando la tabla progresiva (Tabla 1) tenemos que deberá pagar:

De $980
De $ 0.00 a $50.00 ………………….. $ 000.00 pues los primeros 50 están exentos, quedan $930
De $ 51.00 a $250.00 ………………. equivale a $200.00 , se pagan al 100%, va pagando $200, quedan 730
De $ 251.00 a $500.00 ………………equivalente a $250 , se pagan al 150%, eso hace $375, quedan 480
De $ 501.00 a $980 …………………. Son $480, al 200% hacen $960

Se suman $200 mas $375 mas $960: Total de arancel a pagar: $1,535.00 CUC.

Los cubanos y extranjeros residentes en Cuba pagarían $1,535 Pesos Cubanos (CUP)

DESPUÉS DEL 2 DE AGOSTO

De $980
De $ 0.00 a $50.00 ………………….. $ 000.00 pues los primeros 50 están exentos, quedan $930
De $ 51.00 a $500.00 ………………. equivale a $450.00 , se pagan al 100%, va pagando $450, quedan $480 ($930 menos $450)
De $ 501.00 a $980 …………………. Son $480, al 200% hacen $960

Sumando $450 mas $960 : Pago de arancel de $1,410 CUC para un ahorro de $125 CUC.

En el caso de cubanos y entranjeros residentes en Cuba en su primer viaje en un año calendario pagarían $1,410 Pesos Cubanos.Pero si este fuera su segundo,tercero, etc, viaje en un año calendario la cantidad a pagar en pesos cubanos seria de $35,250 Pesos Cubanos a la tasa de cambio vigente (1 CUC es igual a 25 pesos).

Conclusiones

Esta claro que el objetivo de estas medidas es recaudar dinero en efectivo para el Estado cubano. Como ya expliqué las personas van a preferir enviar el dinero que hacer envíos postales. Ademas, en el caso que estas medidas sean el preámbulo para preparar la Aduana ante una reforma migratoria, todo indica que esta va a estar mas encaminada a facilitar la entrada a Cuba de los emigrados definitivos que a favorecer a que salgan los que viven en Cuba, y aun cuando el cobro de los aranceles aduaneros sea favorable a los viajeros, un flujo mayor de cubanos emigrados (que son quienes poseen las monedas fuertes) seria de beneficio mayor al Estado cubano, por aquello de que es mejor que muchos paguen menos a que menos paguen mucho.

Categorías: #ReformaMigratoria, Cuba, Emigración, Viajes Cuba | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

Blog de WordPress.com. El tema Adventure Journal.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.097 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: