¿Qué deberíamos esperar de una reforma migratoria en Cuba?

Gran expectativa ha causado en las redes sociales el asunto de la anunciada reforma migratoria en Cuba. Se ha especulado mucho sobre el alcance de la misma y hasta donde el gobierno cubano estaría dispuesto a llegar en este asunto tan complicado para sus intereses, pero a la vez tan fácil de resolver cumpliendo a letra cabal algunos de los artículos de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de la propia Constitución de Cuba.

La verdad es que lo que ahora se pretende reformar nunca debió haber sido prohibido, limitado o restringido. Pero ateniéndonos a la realidad , y no a lo que deseamos hubiera sucedido, la reforma migratoria nunca estará completa sino cumple las siguientes expectativas:

  • Eliminar todo rasero  ideológico y/o  político para determinar quienes salen o entran del país. Es más, se debería eliminar todo obstáculo, papeleo, permiso, habilitación, tanto en las entradas como en las salidas. Solo se necesitaría un pasaporte en regla, el billete aéreo y el visado correspondiente (si fuera necesario) para la salida. Para la entrada solo el pasaporte en regla. En este punto realzo el tema de los médicos cubanos y otros profesionales de la salud y en general, que han enfrentado gigantescos  obstáculos en el tema migratorio (Se debe abolir la Resolución 54 del MINSAP que rige esto).Ninguna institución controlaría permisos de entrada y salida, solo órdenes judiciales de impedimentos de salida a quienes tengan asuntos pendientes con la justicia ( no relacionados con la política o diferencias ideológicas.)
  •  Erradicación del concepto de «emigrado definitivo» y el plazo de 11 meses y 29 días para regresar al país para no caer en esa categoría. Todo cubano puede regresar a residir a Cuba cuando lo desee y por el tiempo que estime, independientemente del tiempo que lleve residiendo en el exterior. Por ende se eliminarían las demás categorías migratorias existentes: Permiso de Visita al Exterior, Permiso de Residencia en el Exterior (el famoso PRE concedido a quienes se casaban con extranjeros o residentes permanentes en el exterior), Salida Definitiva o cualquier otra.
  • Ajuste de los precios requeridos para los documentos y procesos migratorios, escandalosamente altos y abusivos.
  • Abandono del trato descortés y arbitrario en la Aduana cubana. Todo cubano, venga de donde venga, deber sentirse como que llega a casa cuando se presente ante un oficial de Inmigración y/o Aduana. Ajuste de las tarifas y prácticas aduaneras, actualmente abusivas en extremo.
  •  Nadie perdería propiedades por salir del país, independientemente del tiempo que permanezca fuera.
  •  Permitir a los cubanos tener doble ciudadanía. En ese sentido se modificaría el famoso y controvertido  Artículo 32 de la Constitución.
  • Permitir a los menores de edad salir del país solo contando con un simple permiso notarial legalizado hecho por sus padres o tutores.
  • Derogación del impuesto mensual cobrado a aquellos que permanecían en el exterior como visitantes y regresaban antes del límite establecido de 11 meses y 29 días para no ser considerados emigrados definitivos.
  • Permitir a los ahora llamados «emigrados definitivos»  comprar propiedades y autos en Cuba. Permitirles importar más allá de lo permitido hasta ahora en Aduana.
  • Permitir a los ahora llamados «emigrados definitivos» hacer inversiones en Cuba en cualquier área.
  • Permitir a los cubanos residentes o de visita en otros países ejercer su derecho al voto en las elecciones cubana. Habilitar las embajadas a tales efectos.
  • Permitir a los hijos de cubanos en primera generación obtener la ciudadanía cubana si ese fuera su deseo.

Sé que muchos verán crecer su escepticismo ante mi opinión, sobre todo si tenemos en cuenta que el real objetivo de esta reforma migratoria pasaría por seguir  usando, y aumentando, el tema migratorio como una caja recaudadora de divisas, y si no tuviera la fuerte sensación de que se está preparando una nueva válvula de escape para sacar fuera de las fronteras insulares a los «indignados» cubanos , actuales o en potencia, en una especie de Mariel  silencioso o verano de 1994 pero con aviones en vez de balsas. Sin embargo, realmente creo que he resumido lo que de verdad constituiría más que una reforma, pues sería una restitución de los derechos de los cubanos y sus descendientes. No se debe esperar o conformarnos con menos que eso.

Anuncios
Categorías: #ReformaMigratoria, Política, reformas | Etiquetas: , , ,

Navegador de artículos

2 pensamientos en “¿Qué deberíamos esperar de una reforma migratoria en Cuba?

  1. Yo creo que esa leyes van encaminadas a recaudar más dinero en menos trámites. Dudo que le sea tan facil viajar a un cubano, el dia que eso suceda se queda vacía la isla.

    • Miguel,tienes razón pero creo que la cuestión va mas allá de la cuestión económica, que repito considero es una cuestión importante a la que siempre le van a sacar lasca por una vía u otra,aunque reconozco que una reforma de este tipo, si la hacen completa, complicaría muchos asuntos.Una muestra de esto seria si eliminan el concepto de emigrante definitivo;en ese caso,¿En que moneda cobrarían los impuestos en la Aduana cubana si ahora cobran en CUC o CUP dependiendo del lugar donde reside el cubano?.
      Otra cuestión seria la aceptación de la doble nacionalidad según consta en la Constitución de Cuba, lo cual no ha sido cumplido por el propio gobierno cubano, pues implicaría que no se tendría que entrar obligado con el pasaporte cubano.
      En si una salida masiva de cubanos beneficia al régimen, desde el punto de vista de la válvula de escape de presión social al estilo de los sucedido cuando el Mariel y la Crisis de los Balseros de 1994. Sin embargo, tantos cubanos saliendo y regresando pudiera ser un peligro latente y creciente, toda vez que seria como una especie de “contaminación” en masa con la realidad de sociedades abiertas y democráticas y con los flujos de libre información, lo cual pudiera abrirle las mentes a cientos de miles o millones de cubanos a medio plazo sobre la realidad cubana y la necesidad de cambios radicales, que es precisamente lo que ha tratado de evitar el régimen y que no puede darse el lujo ahora de permitir, pues en ello se juegan la supervivencia.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: